Violeta tiene magia en las manos, sabe dónde mirar y cuándo apretar el gatillo de su cámara para captar lo efímero y especial de cada momento sólo con luz natural.  Ella está especializada en fotos de bebes y retratos. Yo quería una fotógrafa mujer, sabía que me sentiría más a gusto, más relajada: una no se hace una sesión de fotos profesional todos los días. Violeta tiene todo eso y mucho más, fueron dos horas que pasaron en cinco minutos, en las que me sentí como una princesa, consiguió sacar lo mejor de mí. Nunca me he visto tan guapa!

¡Nunca me he visto tan guapa!

 

  • tudiaperfecto.com